martes, 28 de julio de 2009

Receta #4: Café con Miel y "Cookies" de amor cibernético.


¿Es posible el amor en internet? ¿Se puede considerar a una persona que expresa su amor a través de la red y es correspondido una pareja? ¿Se puede hablar de ciber-parejas?

"La pareja es una nano-comnunidad integrada por un par de seres únicos e irremplazables. Hasta que el hastío los desconecte."

¿Quién dijo eso? ¿Por qué? Búscalo en nuestra sección de El Cafecito para Laicos - Taza Amarilla

Nuestra recomendación web de la semana:

Un portal católico para conocer solteros... Búscalo junto a tu cafecito...
Ven que te esperamos en Paulinas... y en su cafecito virtual para Laicos.

lunes, 27 de julio de 2009

Receta #3: Café con Vainilla : Orquídeas de Emoción

¿Sabías que la vainilla se extrae de una orquídea?

La vanilla es un género de orquídeas con unas 110 especies distribuídas mundialmente en las regiones tropicales. La mejor conocida es la especie Vanilla planifolia que produce un fruto del que se obtiene un saborizante, la vainilla. Es autóctona de América. Los conquistadores españoles, al llegar a América y conocer esta especia, le pusieron ese nombre porque su fruto se parece a la vaina de una espada pero diminuta, similar a las judías o habichuelas verdes.

Son las únicas orquídeas cultivadas por razones que no sean meramente ornamentales. Para obtener una especia realmente rica en aromas, el cultivo y la preparacion de la vainilla necesitan largos y minuciosos cuidados. Eso hace que sea, en proporción al peso, uno de los productos agrícolas más caros del mundo. (*Fuente Wikipedia)

Dato Curioso: En el México Prehispánico también conocían y cultivaban estas plantas, desde 1427 se utilizó la vainilla y durante mucho tiempo se utilizó como pago de tributos. Moctezuma (1502-1520) aromatizaba la bebida "Chocolatl" (de ahí proviene el nombre de CHOCOLATE la palabra original esta en náhuatl, lengua azteca-nahua) a base de cacao con el fruto maduro de esta orquídea y miel de abeja.


¿Qué te parece un café con un toquecito de vainilla y un biscotti de almendra?

Busca la receta en nuestra sección de El Cafecito para Laicos o en El Cafecito para Presbíteros de Paulinas. Ahí también te tenemos para que mojes en el café además de la galletita un excelente tema de conversación contenido en un excelente recurso. Y como siempre la página recomendada de la semana. Ven, visítanos. ElCafecitoDePaulinas.Blogspot.Com

viernes, 24 de julio de 2009

Oración por los Sacerdotes


A nuestro Santísimo Padre el Papa,
Dale Señor tu corazón de Buen Pastor.

A los sucesores de los Apóstoles,
Dales Señor, solicitud paternal por sus
sacerdotes.

A los Obispos puestos por el Espíritu Santo,
Compromételos con sus ovejas, Señor.

A los párrocos,
Enséñales a servir y a no desear ser
servidos, Señor.

A los confesores y directores espirituales,
Hazlos Señor, instrumentos dóciles de
tu Espíritu.

A los que anuncian tu palabra,
Que comuniquen espíritu y vida, Señor.

A los asistentes de apostolado seglar,
Que lo impulsen con su testimonio,
Señor.

A los que trabajan por la juventud,
Que la comprometan contigo, Señor.

A los que trabajan entre los pobres,
Haz que te vean y te sirvan en ellos,
Señor.

A los que atienden a los enfermos,
Que les enseñen el valor del
sufrimiento, Señor.

A los sacerdotes pobres,
Socórrelos, Señor.

A los sacerdotes enfermos,
Sánalos, Señor.

A los sacerdotes ancianos,
Dales alegre esperanza, Señor.

A los tristes y afligidos,
Consuélalos, Señor.

A los sacerdotes turbados,
Dales tu paz, Señor.

A los que están en crisis,
Muéstrales tu camino, Señor.

A los calumniados y perseguidos,
Defiende su causa, Señor.

A los sacerdotes tibios,
Inflámalos, Señor.

A los desalentados,
Reanímalos, Señor.

A los que aspiran al sacerdocio,
Dales la perseverancia, Señor.

A todos los sacerdotes,
Dales fidelidad a Ti y a tu Iglesia,
Señor.

A todos los sacerdotes,
Dales obediencia y amor al Papa,
Señor.

A todos los sacerdotes,
Que vivan en comunión con su Obispo,
Señor.

Que todos los sacerdotes,
Sean uno como Tú y el Padre, Señor.

Que todos los sacerdotes,
Promuevan la justicia con que Tú eres
justo.

Que todos los sacerdotes,
Colaboren en la unidad del presbiterio,
Señor.

Que todos los sacerdotes, llenos de Ti,
Vivan con alegría en el celibato, Señor.

A todos los sacerdotes,
Dales la plenitud de tu Espíritu y
transfórmalos en Ti, Señor.

De manera especial te ruego por aquellos sacerdotes por quienes he recibido tus gracias; el sacerdote que me bautizó, los que han absuelto mis pecados reconciliándome contigo y con tu Iglesia, aquellos en cuyas Misas he participado y que me han dado tu cuerpo en alimento, los que me han transmitido tu palabra y conducido hacia Ti.
Amén


Tomado del Grupo de Facebook : Oremos por los Sacerdotes - Admin. Padre Taborda

martes, 21 de julio de 2009

Receta #2: Café Capuchino ¡Paz y Bien!


Origen del Café Capuchino*

El capuchino toma su nombre del hábito de los monjes capuchinos (cappuccio significa ‘capucha’ en italiano).[1] Según la leyenda aparecida en la prensa austriaca en 1983 con motivo del tricentenario del asedio turco de Viena, el capuchino fue un invento del monje capuchino Marco d'Aviano, aparecido en 1683, después de la Batalla de Viena.[2] La bebida siempre ha sido conocida por su nombre italiano,[cita requerida] ya que la máquina de café expreso con la que normalmente se hace es un invento italiano. La patente de 1901 es de Luigi Bezzera.[3] El cappuchino se extendió por toda Europa, popularizándose y adquiriendo su forma definitiva en 1950. Luego llegó a Sudamérica, popularizándose en países como Chile y Argentina ...

¿Cómo se hace?
Busca nuestra receta en tu sección.. Presbítero o Laico... y aprovecha la recomendación que te damos para que mojes en el café de la tarde alguna galletita y un buen tema de conversación.

Recuerda la taza amarilla para los Laicos y la Azul para los Presbíteros aunque puedes visitar ambas. ¡Te esperamos para el cafecito! Ven.

*Tomado de Wikipedia

sábado, 18 de julio de 2009

Terrón de Azúcar #1 : Lluvia de Azúcar (Cuento corto por Silvia Corella)

Tal vez no apareciera. O tal vez sí. ¡Maldita lluvia! Clara escudriñaba la calle por la ventana, a través de un círculo que había abierto en el vaho del cristal, como una escotilla. Pegó la nariz y sintió el frío del exterior. No vendría. ¿O sí? Se apartó y se arrellanó en la silla tonet. Delante, humeaba el café que el camarero le había servido sin que ella se hubiera percatado. De la cestita que había en la mesa tomó un sobre de azúcar y lo vertió en el líquido negro. Miró de nuevo por el ojo de buey de la ventana. Seguro que no venía. Abrió otro sobre de azúcar y se volvió a servir. Sonrió. La semana pasada había estado tan atento, tan cariñoso, que ella pensaba que a lo mejor… Alargó la mano y se hizo con un tercer sobre de azúcar que espolvoreó en la bebida caliente. Al despedirse, habían juntado sus mejillas y ella sintió como si… Fue un instante nada más pero... Distraídamente, abrió otro sobre de azúcar que dejó caer en la taza. Contempló de nuevo la calle desierta mientras daba golpecitos en el mantel con el mango de una cucharita. Nada. Le había asegurado que vendría el próximo martes, y sin embargo… Pero se le iba a enfriar el café, así que, reparando por primera vez en la cestita del azúcar, seleccionó un sobre de sacarina y se puso sólo la mitad. No le gustaba el café demasiado edulcorado.

Silvia Corella - España